Habitaciones

Huespedés

Habitación 1

Adultos
Niños

FILTRAR

Regimenes

Opiniones y recuerdos de clientes Evenia

Nuestra mayor satisfacción es ver cómo nuestros huéspedes disfrutan de sus vacaciones, cómo forjan sus recuerdos familiares, fortalecen amistades o crean vínculos con aquellos que empezaron sirviéndole la mesa o animando con una nueva coreografía y que hoy pueden llamar amigos. Los huéspedes de Evenia Hotels son el motor de nuestra cadena y es gracias a ellos, a vosotros, que cada año abrimos con una sonrisa esperando que creéis nuevos recuerdos que os acompañarán toda la vida. Gracias por confiar en Evenia Hotels año tras año.

Hemos recopilado tan sólo algunos de los recuerdos, historias y opiniones de Evenia Hotels que nos han hecho llegar nuestros huéspedes, pero gracias a todos y cada uno de vosotros por hacernos partícipes de esos bonitos recuerdos que se originaron entre las piscinas, toboganes, restaurantes, bares y habitaciones de alguno de nuestros hoteles Evenia.

Embajadores Evenia 2021

La Albaceta

Recuerdo de Natalia M.

Mi familia y yo descubrimos el hotel Evenia hace ya muchos años, y nos gustó tanto a todos que no hemos dejado de ir ningún verano desde entonces. Muchos de los trabajadores del hotel me conocen, hasta tengo un apodo allí que me han puesto los animadores gracias a mis amigos: Albaceta (es difícil de explicar. Y no, no soy de Albacete). Pero eso no es lo que vengo a contar. La primera vez que fui a Evenia Zoraida, siendo muy pequeña (ahora tengo 16 años), conocí a un grupo de personas de mi edad y nos hicimos muy amigos. Desde el primer momento supimos que esa no era una simple amistad de verano que se olvida cuando llega septiembre. Y no nos equivocamos. El problema era que cada uno vivía en una punta de España, yo soy de Madrid, y mis amigos viven en Galicia, Andalucía, Cataluña, Comunidad Valenciana, Extremadura, País Vasco... Así que decidimos hacer un pacto, todos los años lograríamos ir al hotel para poder vernos todos, y además nos llamaríamos una vez a la semana para vernos y hablar, para no olvidar lo importantes que éramos los unos para los otros. Lógicamente, algunas semanas fallamos en el intento de llamarnos todos, y algunos no han podido volver más al hotel, pero sí hemos logrado hacer quedadas durante el curso en alguna parte de España. Nuestra amistad sigue siendo tan fuerte como cuando el hotel nos unió hace casi 10 años (o más). Así que gracias a la cadena Evenia por darnos la oportunidad de encontrar gente que nos marcará toda la vida, y espero que mucha más gente pueda vivir allí lo que yo he vivido.
la albaceta

Gané una nueva familia

Recuerdo de Natalia S.

Mi recuerdo se remonta a Junio de 2016. Era la primera vez que íbamos a ir a este resort. Teníamos la reserva desde diciembre de 2015 y ansiábamos el momento de ir. Pero nos sucedió algo que marcó esas vacaciones para el resto de nuestras vidas. Tenía la reserva para el 19 de Junio y mi padre falleció el 12 de Junio. Ya no queríamos oír ni hablar de vacaciones, pero la familia nos medio obligó. Dentro de lo que os podéis imaginar las vacaciones fueron con altibajos. Pero nunca me podré olvidar de lo que significó para mí todo el personal del Evenia Olympic. En todo momento se volcaron para que mis vacaciones fueran lo mejor de lo mejor. Ya no por mí, que yo tenía los pensamientos en otro lado, sino por mis hijos que hicieron que disfrutaran dentro de la amargura que teníamos. Todo el personal que sabía de nuestra situación se volcó para sacarnos una sonrisa desde nuestras lágrimas y no nos soltaron de la mano en todas las vacaciones. Yo no pude disfrutar de todo lo que me hubiera gustado ya que me encanta participar en todo, pero mi interior y mis pensamientos me lo impedían. Entonces ese mismo año el último día de vacaciones me prometí que el año siguiente iba a volver. Pero esta vez para disfrutar a tope de todo, como sé que le hubiera gustado a mi padre que hiciera: del personal, de las animaciones, de las actuaciones, de las instalaciones y sobre todo de la amistad que forjamos con uno de los camareros en particular (cariñosamente mi Pepeillo). Desde entonces hasta hoy en día (exceptuando el año 2020 por tema Covid) no hemos faltado ningún año, se ha convertido sin lugar a duda en nuestro lugar de vacaciones. Y aunque vayamos a conocer otros lugares no puede faltar cada año ir también nuestros 10 días a nuestra segunda casa. Ese verano 2016 perdí a la persona más importante de mi vida y gané una nueva familia. La familia Olympic resort
Familia

Mi segunda residencia

Recuerdo de Josep Maria S.

El primer recuerdo que tengo del Hotel Monte Alba es del primero de agosto de 1975, cuando con mis padres y hermanos llegamos al hotel para pasar todo el mes de agosto. Fue todo un éxito llegar: la carretera asfaltada se acababa cuando llegabas al pueblo de Cerler y entonces tuvimos la duda de si seguir por el camino sin asfaltar a ver si lo encontrábamos, ¡y lo encontramos! Puedo deciros que es un hotel mágico, donde he ido a pasar cada verano desde entonces... y ya llevamos 45 años. Yo tenía 15 la primera vez que fui y ahora estoy a punto de cumplir 61. Lo más bonito es que primero iba con mis padres y hermanos, luego con mi pareja y mujer, después con mis hijos y ahora ya subimos con los nietos: 4 generaciones sin interrupciones. Entre los recuerdos mágicos vividos, recuerdo el día 25 de julio de 1978, día de mi 18 cumpleaños. A mi padre no se le ocurrió otra cosa que viajar aquel mismo día hacia el Hotel Monte Alba. Nada de celebraciones con mis amigos ni ninguna otra cosa: viajar todo el día con el coche (antes las carreteras no eran muy buenas y tardábamos mucho en llegar, comiendo por el camino). Yo estaba muy enfadado y no abrí boca en todo el viaje ni cuando llegamos al hotel para cenar. Entonces no había buffet y se servía en la mesa. Todo cambió cuando, a la hora de los postres, los dos maitres y el personal de sala llevaron un gran pastel con 18 velas: no me lo esperaba. Mis padres lo prepararon todo con el personal del hotel. Fue súper emotivo y cambió mi percepción de ese día. Otros recuerdos y también mágicos: en la estancia de agosto de 1990, mi hijo mayor aprendió a caminar. Imagínense que, con 11 meses, se puso a caminar en el césped de nuestro hotel. No nos lo podíamos creer. Pero lo más fuerte es que 29 años después, su hijo mayor (mi primer nieto), también con 11 meses aprendió a caminar en el césped del hotel Monte Alba en agosto de 2019. Nosotros no tenemos segunda residencia y no la necesitamos: nuestra segunda casa es el Hotel Evenia Monte Alba.
Casa

Family Zoraida Edition

Recuerdo de Fernando C.

Para mí el Evenia Zoraida es el lugar al que volver una y otra vez. Mi primera vez fue con 8-9 años, no lo recuerdo exactamente, allá por 1996, cuando aún montaban la feria de verano delante del hotel prácticamente y no en el puerto, y fueron dos años consecutivos que marcaron los siguientes sin duda alguna. Fue junto a mis padres y mi hermano, y desde entonces hasta que dejamos de ser niños, todos los veranos viajábamos de hotel por España, pero ninguno como el Zoraida. De hecho, el último verano que disfrutamos los 4 en un hotel fue nuevamente en el Zoraida, en 2003, estrenándonos en el Garden. Los partidos de waterpolo, bailar la Muchacha Turca haciendo Aquagym en la piscina del Garden, partidos de futbol con otros niños de toda Europa utilizando las hamacas de portería, el buffet…muchas experiencias vividas que dejaron huella. Pasaron los años de Instituto, Universidad, y ya en 2016 volví con la que ahora es mi mujer. Siempre decía de pequeño que al Zoraida volvería con mi novia y cumplí la promesa. Disfrutamos muchísimo con las novedades, los restaurantes temáticos... aunque no todo era nuevo y aún reconocí varias caras en el personal de los restaurantes y me alegré que siguieran Peter y Helen por allí (no pasa el tiempo por ellos). Mi mujer no llevaba muchas expectativas, ¿ir dos solos a un hotel familiar? Pues ¡le encantó! Lo único que le faltó fue que yo participara en Míster Zoraida. Y la verdad sea dicha, aunque no gane el ser embajador Evenia, del Zoraida llevo siendo Embajador en la familia de mi mujer desde hace varios años. Tras años dando la tabarra, finalmente los convencí para ir en 2019 todos juntos. Abuela, nieta, nietos, cuñados, hermanas, nueras, ahí que fuimos y resultó un verano genial. Los más peques disfrutaron a lo grande de los toboganes del Park, los mayores con los dardos, waterpolo, vóley y con el aquagym no tuvimos suficiente para quemar todas las calorías que ingerimos, pero ¡qué manera de disfrutaaaaaar!! Marcó tanto ese viaje a la familia, que el grupo de whatsapp familiar se quedó bautizado como 'Family Zoraida Edition' ¡y aún continua! Los más pequeños cada 2x3 mencionan al Zoraida, de hecho en la comida de Navidad de ese año preparé un cluedo en vivo ambientado en el Zoraida (Asesinato en el Zoraida se llamaba) cada uno interpretando el rol de un empleado o huésped del hotel intentando resolver un asesinato y culpándonos entre todos, fue genial Estaban todos...la monitora de animación, el coctelero del Bar Vegas, el de seguridad... incluso uno hacía de Mago en homenaje al Mago Cobra, aunque se llamaba "el Mago Pipi" En fin, nombres tontos para echarnos unas risas. Sé que todo esto no es un recuerdo como tal y no se ajusta a lo que buscáis, pero ¿qué hacer cuando no es solo un recuerdo sino mil vivencias que perduran en el tiempo desde hace ya más de 25 años? De hecho, ¡este agosto volvemos! Y será sorpresa para los peques que no sabrán que vamos hasta que estén montados en el coche y tras unas horas vean el cartel de ‘Almería’! Qué ganas de ver su reacción!!! Se van a volver locos! Por cierto, no será la única novedad, tras ir como hijo, como adolescente y como adulto, este verano me estrenaré en el Zoraida como padre mi peque tendrá 6 meses cuando vayamos, así que ya tenemos una cosa nueva que probar, los purés que hacéis para bebes!!! ¡Nos vemos en agosto! A ver si sigue Carlitos por allí en el equipo de animación, vaya crack!!!!
what's app

Se quedó en un susto

Recuerdo de Juan Carlos

Mi recuerdo,pese a que al resto del mundo,le pueda parecer una mala experiencia,para mí,fue una de las mejores cosas de mí vida...Nos alojamos en Julio del 2019.Habíamos iniciado unas vacaciones de escándalo,junto con mis padres(abuelos),mí mujer y mí hijo (Giancarlo)... La llegada fue espectacular...Nada más entrar en el hotel Zoraida...el niño ya quería tirarse por los toboganes del hotel...El día fue una mezcla de sensaciones sin límites para mí hijo... El problema...y el susto...vino al día siguiente...Mí hijo sobre las 8 / 8,30 empezó a combulsionar...se le pusieron los ojos blancos...y empezó a sufrir espasmos...sin control...Jamás le había pasado algo similar...Imaginensé el momento, en el que te despiertas de casualidad y ves a tu hijo de 5 años...combulsionando y sin saber el tiempo que lleva así... Traté de sujetarle la lengua...para que no se la tragase...y pese a que sus dientes...casi me cortan los dedos...lo importante...era salvar a mí hijo...No sentía el dolor...pese a saber que sus dientes de leche,me cortaban los dedos... Mí mujer bajo por las escaleras de caracol...desde un quinto piso...No sabe como lo hizo...porque iba descalza a toda velocidad...y las escaleras de caracol eran super peligrosas bajarlas así... Creo que en ese momento,no piensas,,, actuas...Sale de ti...una fuerza sobrenatural y haces lo que tienes que hacer... En recepción, solicitaron asistencia médica urgente...Subieron los socorristas...de inmediato... Imaginen...los gritos que se pueden dar ,a las 8 de la mañana...que las parejas de las habitaciones de la planta ,salieron a tratar de ayudarnos... Allí nos encontramos,socorristas,gente de otras habitaciones y yo...tratando que el niño reaccionase...Así durante 30 minutos...que se hicieron eternos,ya que no existía ningún signo de recuperación... Imaginen...los abuelos, cuando supieron que todo ese espectáculo era por su nieto...Ellos se dieron cuenta abajo, porque otros huespedes,les habían dicho que un niño se había puesto mal... La salida...del hotel...fue con urgencia...Acudiendo a 3 centros de emergencias...en una localidad que ni conocíamos...Ibamos de vacaciones y nos encontrabamos de peregrinaje de hospital en hospital... A los 5 días al niño le dieron el alta...y como nos quedaban días de vacaciones y al estar a 800 km de nuestra localidad,fuimos de nuevo al hotel... La dirección y los empleados se portaron de 10...Imagino que todos ellos,se pusieron en el lugar de nosotros...los padres...abuelos y el niño...Un niño que casi pierde la vida con 5 años...y que gracias a la rápida actuación del personal del hotel...Quedó en una anecdota... Lo publiqué en redes sociales(trivago) . Y agradecí a todo el personal...Incluso personal de limpieza de habitaciones, que en ese momento,estaban limpiando las habitaciones y bloquearon los ascensores,para que pudiesen utilizarlo el personal médico y la asistencia... Esos dos días que disfrutamos...Nos parecieron un regalo...Pasamos de una tragedia...a recibir la atención de todo el hotel...Desde los camareros...Subdirectora...y demás personal...Nos dejaron usar los restaurantes que no habíamos usado...y tuvieron un detalle especial con el niño... Para mí y mí familia...fue un recuerdo inolvidable...Pasamos de la tragedia...y de pensar que se nos acaba la vida...por mí hijo...A disfrutar de él...y saber que estaba vivo para contarlo... Muchas gracias por todo...
susto

Un postre especial cada día

Recuerdo de Ana L.

Quizás a muchos de vosotros no os parezca esta una historia entrañable, pero para la familia de una persona alérgica, seguro que lo es. Viajamos al hotel Evenia Olympic Resort en Julio del 2017, hace ya tiempo... Pero en nuestra memoria tenemos grabado lo que nos pasó, y ninguna otra vez se nos ha vuelto a repetir. El primer día que bajamos al restaurante, comunicamos que nuestra hija de 7 años era alérgica a los frutos secos... Enseguida el maitre se puso en contacto con nosotros, y estuvo muy pendiente de ella. Le dijo lo que en esa comida, podía o no podía comer. Hasta ahí normal, como en cualquier otro restaurante. Pero a partir de la siguiente comida que hicimos, TODOS LOS DÍAS, le preparaba a ella un postre especial que no tuviera frutos secos. Ver la carita de felicidad de nuestra hija, esperando a ver qué le había preparado cada día, es algo que no se nos olvida. La atención que tuvo con ella no la ha vuelto a tener nadie en ningún otro sitio. Ella estaba contentísima. A lo que estaba acostumbrada es a no poder comer ningún postre cuando viajamos fuera (el que tenga familia alérgica a los frutos secos lo entenderá), y la alegría de ver que cada día alguien le estaba preparando algo especial para ella, y que iba a poder comer todo lo que quisiera... no tiene nombre. Y no se le ha olvidado. Siempre que llegan los planes de verano dice: "yo quiero volver al hotel donde todos los días me preparaban un postre para mí".
Un postre especial cada día

Conoci el significado de la palabra vacaciones

Recuerdo de Eva María M.

Estaba harta de ir todos años al típico apartamento de playa. Además de bajar todos los días a la playa para estar pendiente casi exclusivamente de los niños, me veía en la tesitura de tener que ir a la compra mientras los pequeños echaban la siesta, hacía casa y colada para poder vivir decentemente y tenía que levantarme un rato antes que los demás para dejar la comida hecha. Tras mucho quejarme mi marido este año se decidió a regalarnos una semana de estancia para toda la familia en el Evenia Zoraida Resort... Ni los niños, ni por supuesto yo, hemos querido volver al apartamento de la playa. Los niños se lo pasan bomba en el Miniclub!!! y yo por fin conocí el significado de la palabra VACACIONES.
vacaciones

Vamos a hacerlo realidad

Recuerdo de Arun M.

Recuerdos increíbles. La familia (primos) se ha ido distanciando a lo largo de los años. Originalmente la familia procedía de Irlanda, a algunos no los he visto en más de 50 años, pero ahora estamos dispersos por todo el mundo. Australia, Nueva Zelanda, Tailandia, Filipinas, Estados Unidos y varios países europeos. Con Facebook y Whatsapp es más fácil comunicarnos y dijimos: ¡hagamos una reunión de familia! Hice una búsqueda en varios países buscando un resort ideal. Vuelos locales, vuelos europeos, vuelos internacionales. Muchas habitaciones, una bonita zona de piscina. Mis directrices eran que hubiera buenos restaurantes y bares y que no estuviera muy lejos de la playa. En Evenia Olympic Resort encontré todos mis requisitos. Las invitaciones se enviaron y de un total de 35 primos primeros, 29 llegaron a Lloret. Desde el primer día todos se sintieron muy cómodos. El personal era muy amable, las habitaciones estaban bien y la comida y la bebida, en el todo incluido, era de un nivel muy superior al que esperábamos. En el bar de la piscina nos lo pasamos muy bien y en un día el personal nos conocía como “La Familia”. Otro punto a destacar fue que el sábado y el domingo hubo una gran competición de baile en el hotel. Cientos de jóvenes bailarines causaron una notable impresión; basta con ver las fotos que no puedo publicar aquí. En 2020 teníamos la intención de repetir el encuentro. Desgraciadamente, el COVID lo impidió, pero todas nuestras reservas hasta ese momento fueron reembolsadas. En 2022 la próxima reunión está ya planificada. Ni siquiera estamos buscando otro lugar. Ningún lugar podría estar a la altura de las expectativas que “Evenia Olmpic Resort” ha instalado en nuestras mentes. Vamos en 2022. ¡Estamos deseando volver!
Lets make it happen

La vida son dos días

Recuerdo de Anabel R.

Nos alojamos hace 3 años en el hotel Evenia Olympic Resort, después de que mi marido superara un cáncer de colón con solo 40 años y nuestro segundo hijo con tan solo 3 meses, nos prometimos disfrutar de cada segundo que nos regalaba la vida... y el verano siguiente, decimos tirar la casa por la ventana y pasar una semana maravillosa los 4. Fueron unas de las mejores vacaciones de nuestras vidas, y esperamos ¡volver muy pronto! La vida son dos días, y ¡los recuerdos son los que nos vamos a quedar para siempre! 🤍
corazon

7 noches en lugar de 6

Recuerdo de Sergio V.

Fue en 2014 con mi hija en ese tiempo con 3 años.. La mañana que nos teníamos que ir, al levantarse y decirle "nos vamos" empezó a llorar y dar vueltas en la cama como nunca la habíamos visto, llorando con el corazón y sentimientos... Y nos dice "papá un día más por favor". Y, cómo no, por una hija y verla así alargamos la estancia una noche más. Al día siguiente nos dice "Ya sabéis para el año que viene 7 noches en lugar de 6". Dicho y hecho hasta el día de hoy. Enamorada del hotel y sus animadores...
7 noches en lugar de 6